Cómo liderar equipos de éxito

Liderar equipos de éxito a veces se convierte en una tarea compleja, especialmente, cuando la necesidad de responder al día a día de tu empresa se impone

Actualmente, nos enfrentamos a un contexto cada vez más exigente en el que sacar tiempo para formar y liderar equipos de éxito es difícil. Las tareas del día a día, la presión de los objetivos de ventas o las demandas crecientes de los clientes hacen que perdamos el foco de lo que realmente importa.

Formar y liderar equipos de éxito es una de las claves para el buen funcionamiento de una empresa. Quien tiene un buen equipo, tiene un tesoro. Y no solo porque puedes delegar en él tareas complejas, sino porque dirigirás a un grupo de personas activas, implicadas y responsables y con la misma ilusión que tú por innovar y hacer crecer el negocio.

Si quieres formar y liderar equipos de éxito debes tener en cuenta algunos aspectos clave:

Elige bien a tu equipo

Muchas veces seleccionar a las personas adecuadas para tu equipo es una ardua tarea. Pero invitar a abandonar el barco a personas que llevan contigo mucho tiempo y ya no están comprometidas, es más difícil.

Lo primero que debes aprender es que liderar con éxito exige muchas veces tomar decisiones complicadas, aunque necesarias. Y alguien conformista o acomodado, no cabe en las empresas del SXXI.

Tu equipo debe estar formado de personas con ilusión, con compromiso, alineados tanto con los valores de tu empresa como con los objetivos marcados. Personas innovadoras y ágiles, que sepan adaptarse a los cambios que el entorno exige de forma rápida. Personas imaginativas, a las que les guste aprender y sean capaces de generar y trabajar en nuevas ideas. Algunas serán buenas, otras no funcionarán, pero esto te ayudará a elegir mejor el camino para tu empresa. Y contarás además con un equipo tan implicado como tú y con el que poder crecer juntos.

Dedica tiempo a tu equipo

Un buen equipo está formado por personas exigentes y las personas exigentes van a pedirle más a su líder. Cuando decimos “más” hablamos, como ya habrás adivinado, de más trabajo, más tiempo, más proyectos innovadores, más comunicación, más independencia, más apoyo, más recursos… En resumen, mucha dedicación.  

Liderar un equipo de éxito implica entender que tienes que dedicar una parte de tu tiempo semanal a escuchar, a comunicarte con ellos y a responder a sus requerimientos, dudas o propuestas.

Una buena opción es fijar una reunión semanal con ellos, para que puedan exponer todo aquello que necesiten. Además, deberás marcarles de manera clara cuáles son las prioridades y objetivos que cumplir. También, darles unas directrices básicas como referencia, sobre las que ellos elaborarán su propio plan de acción. Si algo no funciona, no los penalices, plantea la situación como una oportunidad de llegar a una nueva solución entre todos.

Dar ejemplo y ser inspirador

No se puede liderar un equipo de éxito, si el primero que no está motivado, no alcanza los objetivos, no innova, es averso a aprender cosas nuevas o a intentarlas o no mira por el bien del equipo eres tú.

Un buen equipo de personas trabajando juntas puede trabajar bien autoorganizándose, mientras un líder ausente o enfrascado en sus cosas, les lanza órdenes de vez en cuando. Pero eso nunca será un equipo de éxito y tú no estarás liderando adecuadamente a tu equipo.

Un equipo de éxito necesita a un líder de éxito. Y un líder de éxito es alguien humilde; que siempre busca nuevas maneras de hacer las cosas; que aprende de su equipo y no les penaliza por sus errores, sino que les hace ver que de esos errores saldrán procesos, productos o servicios mejores; que confía en las personas a su cargo y delega; y que es el primero que trabaja por ellos todos los días.

En definitiva, liderar equipos de éxito empieza por convertirte tú en un auténtico líder.

Foto: <a href=»http://www.freepik.com»>Designed by rawpixel.com / Freepik</a>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *