Cierre fiscal y contable 2021

Cierre fiscal y contable
Cierre fiscal y contable

El cierre fiscal y contable es uno de los trámites administrativos que se deben cumplir cada mes de marzo. Tras preparar y presentar las declaraciones trimestral y resúmenes anuales así como el Modelo 347 se prepara la contabilidad de las empresas. De este trámite saldrán las cuentas anuales y libros de contabilidad a depositar y legalizar además de servirnos para la autoliquidación del Impuesto de Sociedades.

3 fechas del cierre fiscal y contable

Las tres fechas límite que toda sociedad debe tener en mente son las siguientes:

  • 30 de abril: plazo para la legalización de los libros de contabilidad correspondientes a 2021.
  • 25 de julio: plazo de presentación de la autoliquidación correspondiente al Impuesto de Sociedades de 2021.
  • 30 de julio: plazo para depositar las Cuentas Anuales correspondientes a 2021.

Gestión contable y control financiero en el cierre fiscal y contable

La gestión contable y el control financiero requieren de un seguimiento diario. Las tareas a realizar semanalmente en administración son:

  • Registro de apuntes contables
  • Emisión de facturas
  • Conciliación de cuentas
  • Movimientos de caja
  • Inventario
  • Control de pagos y cobros

Estos procesos, aunque puedan parecer tediosos, son de gran importancia ya que permiten detectar problemas financieros y económicos. Existen programas informáticos que permiten automatizarlos y ganar tiempo y eficiencia en los procesos de trabajo.
Para su implantación se pueden obtener subvenciones procedentes de los fondos europeos Next Generation.

Conciliar la información contable

El segundo grupo de controles a realizar son aquellos que consisten en conciliar la información contable útil para cumplir con las obligaciones fiscales. La periodicidad con la que se deben hacer es mensual o trimestral (dependiendo del tamaño de las empresas y su volumen de facturación del ejercicio anterior).

Filtros necesarios para un control adecuado de la tesorería:

  • Cuadrar el volumen de ventas declarado en el IVA.
  • Conciliar el gasto en salarios y arrendamientos sujetos a retención con las declaraciones.
  • Comprobar el saldo de las partidas contables con la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

Esto sirve para evitar contingencias fiscales y futuras comprobaciones por parte de Hacienda y Seguridad Social. Todo ello cobra mayor relevancia en 2020 y 2021, cuando la pandemia ha tenido un claro impacto en la economía y en la incertidumbre de las empresas.

Confección cuentas anuales

Implementados todos estos controles, llega el momento de confeccionar las Cuentas Anuales. Se analizan los ajustes y decisiones de ahorro fiscal y cumplimiento tributario y mercantil. Así se valoran los posibles riesgos y contingencias fiscales, laborales y mercantiles que pueden derivarse. Además se realiza un análisis económico y financiero que nos permite tener una idea clara de la situación de nuestra empresa.

Periodicidad de ingresos

Lo primero que haremos es analizar la conveniencia de establecer periodicidad a ingresos como las subvenciones o gastos como los de publicidad, asesoramiento, pagas extras al personal y primas de seguros.

Saldos pendientes

El análisis de los saldos pendientes de cobro y la aplicación del deterioro sobre los saldos de clientes pendientes de cobro es otra área de importancia vital, sobre todo en PYMES. Aquellos saldos pendientes de cobro con una antigüedad de 6 meses (3 meses para los años 20 y 21), generados por haberse reclamado judicialmente o por encontrarse nuestro cliente en concurso de acreedores, podrán deteriorarse y deducirse el gasto en el Impuesto de Sociedades. Esta tarea permite incluir gastos deducibles que ahorren un mayor pago del Impuesto de Sociedades, así como un análisis y control de la morosidad.

Reclasificación de deudas

La reclasificación de las deudas con entidades de crédito o deudas generadas por arrendamientos financieros nos ayudará a informar del pasivo que posee la empresa a largo y corto plazo. Esto es esencial de cara a la solicitud de financiación ajena, a procesos de fusión o venta de nuestra organización o simplemente para dar una imagen clara de la situación de nuestro negocio. Se debe valorar la aplicación del régimen especial sobre los contratos de leasing vigentes y analizar si los contratos de renting son tratados como arrendamientos operativos o financieros.

Novedades cierre contable y fiscal 2021

El ejercicio 2021 objeto del cierre fiscal y contable lleva aparejados ciertos cambios que merecen ser mencionados.

  • A nivel contable, el Plan General de Contabilidad para PYMES reduce la categoría de activos financieros a 4 y las categorías de pasivos financieros a 3. Se clasifican los mismos en documentos tan importantes como la memoria económica de las Cuentas Anuales.
  • La contabilidad de la exoneración en los ERTE o de aval bancario en los préstamos concedidos por el ICO como un ingreso de subvención. Estos son otros 2 puntos a tener en cuenta de cara a los estados contables.
  • Exención del 95% en los dividendos percibidos por una sociedad por su inversión en acciones en otra empresa. Anteriormente, el artículo 21 de la Ley del Impuesto de Sociedades, cumpliendo una serie de requisitos, permitiría la deducción del 100%.

Situación económica y financiera de la empresa

Análisis de la situación económica y financiera de la empresa:

  • Comparar dos o más ejercicios relativos a los estados contables.
  • Calcular ratios económico-financieros
  • Confección de presupuestos para el ejercicio futuro.
  • Preparar estados contables intermedios como el flujo neto de caja.

Esto nos permitirá tener claridad de la situación económica de la empresa. Así conoceremos la rentabilidad y viabilidad del proyecto empresarial, el análisis de la tesorería y la generación de flujo de efectivo que impactará directamente en la liquidez, solvencia de cara a acometer futuras inversiones.

Todo incidirá en el diseño de la política de remuneración a la plantilla, la retribución de los socios y la política de precios de los productos o servicios ofertados.

Con todo esto, los administradores de las empresas podrán identificar riesgos de nuestra empresa, fortalezas y debilidades. Así podrán cuantificar las políticas de inversión en los diferentes departamentos de la organización.

Si tienes cualquier duda siempre puedes ponerte en contacto con nosotros e informarte de nuestros servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.